La motivación

La motivación es una atracción hacia un objetivo que supone una acción por parte del sujeto y permite aceptar el esfuerzo requerido para conseguir ese objetivo.

La motivación está compuesta de necesidades, deseos, tensiones, incomodidades y expectativas. Constituye un paso previo al aprendizaje y es el motor del mismo. La ausencia de motivación hace complicada la tarea del profesor. También decir que la falta de motivación por parte del alumno queda a veces fuera del alcance del profesor.

2. Los tipos de motivación.
Antes de explicar los distintos tipos de motivación, debemos comentar que éstos se basan en los factores internos y externo que engloban al alumno.
Podemos clasifar la motivación en cuatro tipos:

  • – Motivación relacionada con la tarea, o intrínseca: la asignatura que en ese momento se está estudiando despierta el interés. El alumno se ve reforzado cuando comienza a dominar el objeto de estudio.
  • – Motivación relacionada con el yo, con la autoestima: al intentar aprender y conseguirlo vamos formándonos una idea de nosotros mismos positiva, que nos ayudará a continuar con nuestros aprendizajes. Las experiencias que tienen los alumnos van formando poco a poco el autoconcepto y la autoestima. Es el deseo constante de superación, guiado siempre por un espíritu positivo.
  • – Motivación centrada en la valoración social: la aceptación y aprobación que se recibe por parte de las personas que el alumno considera superiores al él. La motivación social manifiesta en parte una relación de dependencia hacia esas personas.
  • – Motivación que apunta al logro de recompensas externas: en este caso estamos hablando de los premios, regalos, recompensas que se reciben cuando se han conseguido los resultados esperados.

3. ¿Cómo motivar al alumno?

Para saber como motivar debemos tener en cuenta algunos de los siguientes aspectos:

  1. -Explicar a los alumnos los objetivos educativos que tenemos previstos para ese sesión.
  2. – Justificar la utilización de los conocimientos que les intentamos trasmitir con las actividades que les vamos a plantear.
  3. – Plantearles las actividades de forma lógica y ordenada.
  4. – Proponerles actividades que les hagan utilizar distintas capacidades para su resolución.
  5. – Tomar los errores como nuevos momentos de aprendizaje y como momentos enriquecedores.
  6. – Fomentar la comunicación entre los alumnos y las buenas relaciones, realizando tareas de grupo.
  7. – Plantear el razonamiento y la comprensión como la mejor herramienta para la resolución de actividades y conflictos.
  8. – Aplicar los contenidos y conocimientos adquiridos a situaciones próximas y cercanas para los alumnos.

La Pirámide de Maslow es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su obra: Una teoría sobre la motivación humana (en inglés, A Theory of Human Motivation) de 1943, que posteriormente amplió. Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide).





Anuncios
  1. ivan
    15 diciembre, 2010 en 20:52

    interesante aportación. La motivación, tanto del profesor como del alumno, es esencial en el proceso de aprendizaje-enseñanza. Pero no olvidemos el carácter bidireccional de este proceso.
    A mi parecer Maslow tiene una visión universalista e individualista de las personas.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: